EHAK-PCTVri buruz idazten edo esaten direnak gordetzen saiatuko gara.(EZ OFIZIALA) Recopilaremos lo que se escriba o diga en torno a EHAK-PCTV.(NO OFICIAL)

4/11/2005

EHAK se distancia en su primer mitin de los símbolos de Batasuna y no menciona a ETA


fotografía

Nekane Erauskin, primera candidata de EHAK por Guipúzcoa, se dirige a los asistentes al mitin. (J. H.)
ampliar ampliar

Los candidatos de EHAK (el Partido Comunista de las Tierras Vascas) celebraron ayer en San Sebastián su primer mitin desde que la ilegalizada Batasuna anunció que les dará su voto. La organización mantuvo un escrupuloso cuidado por no mezclar símbolos, lemas o gritos que pudieran identificar a EHAK con la ilegalizada formación de Otegi, aunque entre el público se pudo ver a ex dirigentes etarras como Eugenio Etxebeste, Antxon, o Elena Beloki y algunos miembros de la Mesa Nacional.

Un estrado donde dominaba el color rojo y la ausencia total de las ikurriñas que suelen abundar en los actos públicos de Batasuna llamaban tanto la atención como la letra de La Internacional traducida al euskera que se había colocado en cada asiento junto a la papeleta. Ni pancartas, ni consignas en favor de los presos, ni una sola mención a ETA, ni siquiera a Batasuna, se escucharon de las gargantas de las 2.000 personas que abarrotaron el aforo del frontón Atano III, en San Sebastián. Durante la hora exacta del mitin, iniciado con el sonido de la txalaparta y cerrado con la una tímida Internacional y un potente canto del Eusko Gudariak (himno del soldado vasco), la consigna más escuchada fue a favor de la independencia.

El presentador resaltó que la falta de democracia había llevado a EHAK a ser el "mensajero de los sin voz", una alusión a Batasuna sin mencionarla. E insistió en que EHAK persigue la paz -"somos vascos y abertzales y queremos ver a nuestro pueblo en paz", dijo-, el mismo argumento que ofreció Otegi al anunciar el apoyo de Batasuna a esta candidatura. En una entrevista al diario Gara, Otegi también decía ayer que "votar a EHAK es votar un proceso de resolución del conflicto".

Sólo hubo dos breves intervenciones políticas, a cargo de las cabezas de lista de Vizcaya, Maite Aranburu, y de Guipúzcoa, Nekane Erauskin. La primera, sindicalista del abertzale LAB como su compañera, no condenó expresamente la violencia y reiteró la postura que han mantenido sobre esta cuestión desde que EHAK se ofreció como soporte político a Batasuna: "En Euskal Herria se conculcan muchos derechos fundamentales. Estamos a favor de todos los derechos humanos y en contra de la violación de cualquier derecho humano", proclamó.

Erauskin preguntó al socialista Patxi López si está dispuesto, en el caso de que llegue a ser lehendakari, a respetar "lo que decidan todos los vascos". Al lehendakari, Juan José Ibarretxe, le criticó por "decir una cosa y hacer otra" y le emplazó a aclarar si lo que realmente pretende es "firmar un nuevo pacto con Madrid".

Iturria >> Elpais.es